Iker

Pocos futbolistas hay capaces de pasar en tan poco tiempo de héroe a villano. Uno de ellos es Casillas. Si ayer el Madrid hubiera marcado un gol después de su gran parada, el guardamenta habría vuelto a ser San Iker. Pero no ocurrió así. Y, para colmo, por intentar empujar a un Madrid extenuado y en el que por alguna extraña razón no se hicieron los tres cambios, las prisas hicieron al capitán cometer falta de saque al escurrírsele la pelota en el saque de banda que iniciaba la jugada en la que estaban depositadas las últimas esperanzas de los madridistas. El Abc describía así la acción:

iker2

«Estrambótico», sí, porque, de acuerdo con la definición de la RAE fue «extravagante, irregular y sin orden». Parecía imposible superar lo del doble saque:

doble saquePero en un Madrid que comete errores infantiles, uno ya se espera cualquier cosa.

¿Por qué fue falta?

Esto es lo que se dice en el reglamento de la FIFA sobre la forma de sacar de banda:

saquedebandaComo se ve en la foto, Casillas aún tiene la pelota en las manos delante de la cabeza. Esto es algo que, por cierto, Carvajal suele hacer, pero que nunca le pitan. En cualquier otro momento una falta de saque pasaría desapercibida, pero en ese momento no. Y, por si la desdicha fuera poca, encima en el titular de la noticia anterior le escriben a Casillas el nombre con tilde:

iker3

Según las normas del castellano, este nombre debería llevar tilde por ser llana terminada en -r, pero el nombre es vasco y se mantiene la grafía de esa lengua. Como ya vimos en el caso de Bernabéu, la ley española permite que los nombres propios se castellanicen o no a gusto del consumidor. Iker n_real_madrid_iker_casillas-5049124no lo ha hecho.

Ahora bien, ¿por qué Casillas tiene un nombre vasco?

Como se explica aquí, su padre, José Luis, vivió desde pequeño en Bilbao, donde estaba destinado Eusebio, abuelo de Iker, que era guardia civil. También Iker, que había nacido en Madrid, vivió unos años en Bilbao hasta que a su padre, guardia civil como el abuelo, le destinaron a Móstoles. Por eso le pusieron nombre vasco, igual que a su hermano Unai.

¿Y de dónde viene el nombre de Iker?

Según leo, Iker es la variante masculina propuesta por Sabino Arana para el nombre femenino Ikerne, creado asimismo por Arana, como traducción del nombre castellano Visitación. En el diccionario de castellano-euskera que tengo en casa veo que ikertu en vasco es ‘visitar’ o ‘investigar’.Esto quiere decir que no existe un San Iker de verdad.

Pero, en fin, la cosa es que, con tilde o sin tilde, después de lo de ayer y, a pesar de su decisiva parada (que fue tan importante como un gol), probablemente a Iker Casillas le quedan pocas visitas a la portería blanca. Con todo lo que ha hecho él por el Madrid, es terrible que se despida de una forma tan amarga, casi a la altura del cabezazo de Zidane.

P. D. No te pierdas el poema que Lingfut dedicó a Iker cuando lloró porque se iba al Oporto

Anuncios

3 pensamientos en “Iker

  1. Pingback: De Gea y Coentrao | La lingüística del fútbol

  2. Pingback: No llores, Iker | La lingüística del fútbol

  3. Pingback: Consejos futbolísticos | La lingüística del fútbol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s