El «Moratazo»

El Madrid es ese equipo al que le mete goles gente que no suele marcar (creo recordar un gol de Laure, el del Dépor) y también antiguos jugadores suyos.

Ante el gol de Morata ayer, hoy los periódicos se encargan de recordar los goles de Morientes, Eto’o y compañía. Y mira que el Madrid intentó incluir la cláusula del miedo en la venta de Morata. Pero nada pudo evitar lo que el Marca calificó de «Moratazo»:

moratazoMoratazo. No había mejor manera de definirlo, Moratazo, usado como Centenariazo o Maracanazo, como golpe dado en la propia casa de uno. Un derivado con el sufijo -azo de los que duelen.

Para formar estos derivados con el sufijo -azo se puede usar como base el lugar donde se produjo, como el estadio de Maracaná en Maracanazo, el momento en el que se produjo como en Centenariazo, que tuvo lugar cuando el Madrid celebraba su centenario; o el jugador que asesta el golpe, como se ha hecho en Moratazo. Veo por internet que también se habla de Morientazo. 

Como se dice en la Gramática de la RAE, el sufijo -azo (del latín -aceus) es muy productivo. Por eso Moratazo es perfecto para expresar muchos matices de los que se describen en la Gramática. Transmite el significado de golpe, el de golpe dado por alguien cercano y en la propia casa del golpeado; transmite además el significado de disparo (como en cañonazo), el de fracaso, derrota o golpe anímico (como porrazo o batacazo), el de golpe grande. Y es que eso fue el Moratazo: un batacazo en toda regla.

Y por eso escribo Moratazo con mayúscula, porque lo trato ya como un hecho histórico, como el Maracanazo, igual que la Revolución francesa (donde Revolución también se escribe con mayúscula). Si quisiera tratarlo como una de las muchas acciones típicas de Morata, escribiría moratazo. Pero no, esto no fue un acción típica más, esto fue un acontecimiento desgraciado que pasa como una mancha negra más a la historia del club blanco. Y que encima nos deja sin una final que apetecía bastante.

Por cierto, en la noticia que he puesto antes se puede ver un exmadridista bien escrito (en el sentido de que Morata ya no es jugador del Madrid, por mucho que no celebre los goles):

exmadridista

Lo que no estaba bien escrito (aunque ya lo han corregido) era Úndécima, con dos tildes:

úndécima

Dijimos al hablar de Súperclásico que no hay en español palabras con dos tildes. Ahora me corrijo y debo decir que sí que puede haber palabras con dos tildes… y con más. En el caso de que al representar una conversación se quiera prolongar una vocal que lleva tilde, todas las instancias de la vocal deben llevar la tilde, como en Síííííí o en Adióóóóóóóós:

aquíííííY precisamente eso es lo que ha dicho el Madrid a la Champions tras el Moratazo: «Adióóóóóóóós».

Anuncios

Un pensamiento en “El «Moratazo»

  1. Pingback: Penaltazo | La lingüística del fútbol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s