Guisantes blancos

Tras los dos buenos partidos de Chicharito, mucha gente se ha dignado a investigar de dónde viene su apodo y por qué, si al final resulta que sí que marca goles o chicharros, no es Chicharrito. Por eso, en muchos periódicos estos días mencionan la palabra guisante al hablar de él. Pongo como ejemplo la siguiente noticia de hoy de El diario vasco:

guisante1

Y es que muchos han descubierto que el nombre viene de que al padre de Chicharito, también jugador de fútbol, le llamaban Chícharo porque sus ojos verdes (en la imagen) eran como guisantes y en el español de algunas partes de América (también en gallego, según nos cuenta @VigoCeltic) usan chícharo chícharopara ‘guisante’. Como el jugador del Madrid es el hijo, se le llama Chicharito (aunque también  podría haber sido Chícharo Jr.).

Algunos otros han llegado a saber que chícharo también se usa para garbanzo y para judía. Y a que la palabra procede de una mala pronunciación, mozárabe según el DRAE (yo la llamo macarrónica, como cuando se dice [dulchis] en vez de [dulkis], que era como nos aconsejaba mi profesor de latín del cole para dulcis virgo Maria de la Salve) de la palabra cicer en latín, que significaba ‘garbanzo’. De hecho, recuerdo que este profesor nos contaba que Cicerón se llamaba así porque en su familia tenían una verruga, que era como un garbanzo. En la Wikipedia dicen que Plutarco lo atribuía a la nariz de un antepasado de Cicerón, pero que también es posible que se debiera a que la familia comerciaba con legumbres. Quizás por eso en la noticia de El Diario Vasco de arriba han puesto lo de cicerone.

En lo que no tantos han caído es en la casualidad de que justo el apellido Illarramendi significa ‘monte de guisantes’. Aún más casualidad es saber que ahora que ambos están jugando más y mejor es justo época de guisantes.

Y más casualidad es, si es verdad que lo que se dice en un artículo de soymadridista.com, que Ancelotti odia los guisantes (como Einstein). Es más, según el artículo tiene un trauma con ellos. No sé si será verdad o si es un cuento inventando para criticar la mala política de cambios del entrenador del Madrid, pero de serlo, la casualidad sería mayúscula. (Si alguien sabe algo, que, por favor, lo diga.)

Por si acaso, yo si fuera Allegri, para asustar a Ancelotti en semifinales y ganar al Madrid, le pediría prestada a La Hoya Lorca la camiseta de su segunda equipación (elegida como la más fea del mundo):

camisetasAunque lo de la camiseta es brócoli (de ahí lo del «Brócoli mecánico»), podría pasar por guisantes. En este artículo, por ejemplo, se lo han creído. Y encima, al parecer, la temporada pasada a La Hoya Lorca le dio suerte la camiseta.

En fin, sea como sea, Chicharito, el guisantito blanco del Madrid, está en racha y es normal que ahora la gente se interese por él y por su curioso apodo.


Apunte culto:

Según el DRAE, la palabra guisante procede del mozárabe bissaut, derivado probablemente de pisum sapidum (‘guisante sabroso’), con influencia de guisar. Ojo, no procede de su actual nombre científico, pisum sativum (como se dice en Etimologías de Chile).

De pisum también vienen pois en francés y pea en inglés; del diminutivo pisulum, vendría pèsol en catalán (en castellano tenemos pésol en el diccionario). Todos con el significado de ‘guisante’. También en Aragón se usa bisalto (con claro parecido al mozárabe bissaut) para una variedad de guisante, el tirabeque.  .

En cambio, el portugués ervilha (también ‘guisante’) viene de ervilia en latín, que es la planta llamada algarroba o yero (no el fruto del algarrobo). También arveja y alverja, usados en otras partes de América para ‘guisante’, vienen de ervilia. En gallego, además de chícharo, se puede llamar herbella al guisante.

Lo que creo que no viene de ervilia es el apellido vasco Arbilla. Creo que procede de la palabra vasca arbi (‘nabo’). Así que Anaitz Arbilla, el defensa del Espanyol, no le valdría a Allegri como posible amenaza contra Ancelotti.

Anuncios

3 pensamientos en “Guisantes blancos

  1. Pingback: La pronunciación de «James» | La lingüística del fútbol

  2. para que nunca se me olvidasen los músculos superficiales de la pantorrilla mi profesor de anatomía me enseñó la siguiente coplilla :
    cuatro musculitos tiene niña tu pantorrilla Juncal el sóleo los dos gemelos y el delgadito plantar

    Me gusta

  3. Pingback: Muchos apellidos vascos | La lingüística del fútbol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s